Blog

COMBINACIÓN DE ALIMENTOS PARA UNA MEJOR DIGESTION – PLAN 1

Las combinaciones de alimentos con demasiada comida elegante alientan a casi todos, incluso a las personas que normalmente comen moderadamente, a comer en exceso.

Hoy comienza esta serie de tres temas sobre la combinación de alimentos, mi deseo como siempre es que estos temas te ayuden a elegir no solo los mejores alimentos para ti, sino que además, mientras disfrutas del placer de comer, obtengas de ellos los mayores beneficios para tu salud y bienestar.

PRINCIPIO FISIOLOGICO DE LA COMBINACION DE ALIMENTOS

La combinación de alimentos y la mayoría de las pautas nutricionales exitosas siguen un principio fisiológico central. La asimilación adecuada de los alimentos como resultado de la acción de las enzimas digestivas. Diferentes tipos de alimentos (incluso alimentos dentro del mismo grupo, como dos granos diferentes) requieren sus propias enzimas únicas.

Cuando se consumen muchos ingredientes diferentes en la misma comida, el cuerpo se confunde y no es capaz de fabricar todas las enzimas necesarias simultáneamente. En este punto todavía tiene lugar la digestión, pero parcialmente a través de la acción bacteriana, que siempre provoca la fermentación y trastornos digestivos, tales como:

  1. Disminución de la asimilación de nutrientes.
  2. Gases intestinales.
  3. Dolor e hinchazón anormales.
Si tales prácticas alimentarias continúan con el tiempo, pueden sobrevenir condiciones degenerativas. 
 
La digestión de las proteína, en cualquier cuerpo si las proteínas se digieren enzimáticamente, el resultado es que el aminoácido está disponible para ser utilizado. La digestión bacteriana también hace que los aminoácidos estén disponibles, pero crea subproductos venenosos adicionales como ptomaines y leucomaines.
 
La digestión saludable de la cebada por enzimas digestivas produce sólo azúcar simple. La fermentación bacteriana del almidón da como resultado productos tóxicos como alcoholes, ácido acético y dióxido de carbono.
 
La fermentación digestiva no debe confundirse con fermentaciones más saludables y controladas como las que se utilizan en los productos de masa madre, chucrut, miso, thepeh, etc.
 
Nota importante: Algunas personas toleran ciertas combinaciones de alimentos que otras no. En cualquier caso, cuando se sigue una dieta a base de cereales y verduras sin una buena recuperación, suele deberse a una combinación inadecuada de alimentos

PLAN DE COMBINACION DE ALIMENTOS PARA MEJORAR LA DIGESTION, PARTE I

Comer simple cuando tienes una buena salud es también una buena manera de preservar tu vitalidad.

Esta primera parte esta enfocada para personas que no sufren de problemas digestivos y no sufren de ninguna condición de salud seria.

Una comida de pocos alimentos no significa escasez de nutrientes, ya que cada comida puede contener alimentos diferentes a los de la última comida.

Muchas de las personas más saludables comen simple, al igual que muchos niños, que están más en contacto con sus instintos. Los instintos se vuelven más fuertes durante la enfermedad, por lo tanto, la tendencia de las personas enfermas es saber lo que necesitan (a menudo comen más simple).

Recuerda primero EXPLORAR TUS TOLERANCIAS, luego puedes elegir la combinación de alimentos que se acople mejor a tus necesidades.

Regla Fundamental: Las comidas más simples se digieren mejor.

Regla 1: Coloca los alimentos con alto contenido de proteínas al comienzo de la comida.

Esto es por que los alimentos con alto contenido de proteínas requieren una gran cantidad de aciso gástrico, mientras que los almidones y otros alimentos, en comparación, usan muy poco. Generalmente, los alimentos con mas alto contenido de proteína son las Legumbres, frutos secos, semillas y productos animales. Cuando los alimentos ricos en proteína son consumidos después de almidones u otros alimentos, el acido gástrico no será suficiente para digerir las proteínas.

Regla 2: Los alimentos salados deben consumirse antes que los de otros sabores.

Primero se puede comer una pequeña taza de sopa si contiene proteínas saladas y productos ricos en enzimas como el miso o la salsa de soja, que activan y estimulan la digestión. De lo contrario, la sopa diluye los jugos digestivos iniciales necesarios para la descomposición de las proteínas y debe guardarse para el final de la comida.

Los alimentos salados van antes que otros sabores, ya que la sal gravita hacia el fondo del estómago, estimulando los jugos gástricos para la digestión de todos los demás alimentos. Cuando un producto salado, como pepinillos o ciruelas saladas, se consume al final de la comida en pequeñas cantidades, puede ayudar a resolver el caos gástrico resultante de sobre enervar o combinar demasiados alimentos.

Cuando el estómago está estresado, mucha combinación de alimentos se manifiesta con signos de eructos, vómitos o acidez estomacal; La sal puede ayudar a revertir esta condición, aunque demasiada sal puede empeorarla. El mejor uso de la sal es en combinación con alimentos al inicio de una comida; su aplicación como ayuda digestiva después de la cena es un uso especial.

Las leguminosas son las que se comen mejor antes que los cereales, no solo por su mayor contenido de proteínas, sino porque generalmente se preparan con más sal para ayudar a su palatabilidad y digestión.

Regla 3: Las proteínas, las grasas y los almidones se combinan mejor con vegetales y verduras verdes, sin almidón.

Las verduras verdes son el alimento que mejor se consume al mismo tiempo que las proteínas o los aperitivos; sin embargo, no es habitual que las personas con digestión normal aíslen las proteínas de los almidones y las coman primero, combinadas solo con vegetales verdes y sin almidón.

Si bien tal aislamiento puede ser útil, la intención de este Plan#1 es que cuando las proteínas, los almidones y los granos estén en la misma comida, se enfatice la comida con proteínas al comienzo de la comida y se consuma con una cantidad generosa de vegetales verdes para ayudar a su digestión.

En cualquier comida, los alimentos con proteínas son difíciles de asimilar por completo. El exceso de proteínas, en particular las de origen animal, es la principal fuente dietética de indigestión y enfermedad.

Los almidones, como las proteínas, las grasas y los aceites, se combinan bien con los vegetales verdes y bajos en almidón, y menos con otros almidones, ya que cada tipo de almidón requiere un entorno digestivo ligeramente diferente. Idealmente, es preferible un solo almidón por comida, aunque la mayoría de las personas sanas pueden tolerar dos cereales, o un grano y otro almidón en forma vegetal.

Regla 4: Las frutas y los alimentos endulzados deben consumirse solos o en pequeñas cantidades al final de una comida.

Debido a su estructura de carbohidratos relativamente simple, las frutas y los edulcorantes concentrados plantean un problema especial cuando se combinan con otros alimentos. Cuando se ingieren en una comida, primero se digieren y tienden a monopolizar todas las funciones digestivas; los otros alimentos esperan y fermentan. Las frutas y los edulcorantes se mezclan peor con los almidones y las proteínas; sus combinaciones con vegetales verdes no son necesariamente objetables. La lechuga y el apio, por ejemplo, son comúnmente considerados por muchos expertos en combinación de alimentos para ayudar a la digestión de frutas y azúcares simples. En una comida a base de proteínas o almidones, recomendamos comer la fruta o el postre al final de la comida, precedida de una gran ensalada de lechuga verde. Este orden se debe a la naturaleza expansiva y ascendente del sabor dulce. De hecho, la ensalada verde sería una forma mucho mejor de acabar con la harina de almidón o proteína.

Lo ideal es que las frutas, crudas o cocidas, y los productos elaborados con edulcorantes se consuman solos como refrigerios refrescantes o como pequeñas comidas energizantes. Considera una galleta de avena, pasas y almendras elaborada con edulcorante amasake. Esta combinación de almidón, fruta, proteína y edulcorante concentrado, por muy bueno que sepa, ofrece un fuerte desafío para cualquier sistema digestivo, incluso si no se ingiere después de una comida de varios otros ingredientes.

Las fases arriba no son una recomendación de que todos estos deben aparecer en una comida saludable. En casi todos los casos, entre menos tipos de comida estén presentes, mejor digestión.

*Sopa debe consumirse primero si fue elaborada a base de enzimas saladas como el miso o soy sauce. Una sopa suave de vegetales debe consumirse al final.

Espero que hayas disfrutado esta primera parte sobre la combinación de alimentos, déjame tus comentarios sobre lo que piensas o si has tenido alguna experiencia previa con estas combinaciones y que te gustaría compartir.

Nuria Canizalez

Doctora y Coach de Salud

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *