Blog

OCHO BENEFICIOS PARA LA SALUD DE LAS DIETAS A BASE DE PLANTAS

Al cambiar los alimentos vegetales al núcleo de su dieta, está logrando grandes avances para su salud, ya sea que elija o no ir completamente a base de plantas. En vez de quedar atrapado en las etiquetas, concéntrese en incluir más alimentos de origen vegetal en su dieta.

La tierra está cubierta de plantas que proporcionan alimento a los seres vivos para mantenernos sanos y medicinas para cuando estamos enfermos. Tiene sentido que las plantas sean una parte esencial de cualquier forma saludable de comer. Incluso en las condiciones más duras, la vida vegetal, de alguna forma, ha sido parte de las dietas tradicionales.

Al cambiar los alimentos vegetales al núcleo de su dieta, está logrando grandes avances para su salud, ya sea que elija o no ir completamente a base de plantas. En vez de quedar atrapado en las etiquetas, concéntrese en incluir más alimentos de origen vegetal en su dieta.

Aquí hay varios de los grandes beneficios de una dieta que se basa principalmente en alimentos vegetales:

1 | Índice de masa corporal (IMC): personas que siguen una dieta a base de plantas que incluye una variedad de verduras, frutas, cereales integrales, nueces y semillas tienen más probabilidades de tener un IMC saludable y menos probabilidades de tener sobrepeso.

2 | Riesgo de enfermedad crónica: las dietas a base de plantas reducen el riesgo de muchas enfermedades crónicas, incluidas las enfermedades cardíacas, el cáncer y la diabetes. De hecho, aquellos que siguen  dietas a base de plantas tienen más probabilidades de mejorar la sensibilidad a la insulina y mantener niveles más bajos de colesterol.

3 | Carga tóxica: la carne, los productos lácteos y el pescado proveniente a animales criados en granjas pueden contener hormonas, esteroides, y otros residuos tóxicos de su alimentación y procesamiento. Aunque una mejor elección, es que el pescado salvaje todavía puede estar contaminado con metales pesados, como el mercurio, y bifenilos policlorados (PCB), que pueden alterar nuestras hormonas.

El consumo de productos orgánicos y la reducción del consumo de alimentos de origen animal pueden ayudar a limitar la exposición a estas toxinas.

4 | Dinero: las personas que siguen una dieta a base de plantas pueden ahorrar alrededor de $750 por año en costos de comestibles. Los cereales integrales, los frijoles y los productos de temporada son económicos e increíblemente nutritivos.

5 | Bienestar animal: para satisfacer la demanda de alimentos de origen animal, los animales a menudo se crían en malas condiciones y se apiñan en una operación de alimentación animal concentrada (CAFO). Apoyar las granjas humanitarias, o no comprar carne en absoluto, es una forma de votar en contra de la crueldad animal.

6 | El planeta: la demanda de productos animales es una de las principales causas de la deforestación, ya que la tierra se despeja para dejar espacio para los animales. De hecho, casi el 30% de la superficie terrestre se utiliza para la cría de ganado. Los animales de granja también son un importante contribuyente de gases de efecto invernadero, que están relacionados con el calentamiento global.

7 | Recursos: Los alimentos de origen vegetal requieren menos energía, espacio y agua que los alimentos de origen animal y son menos gravosos para nuestros recursos. La producción de un kilogramo de proteína animal utiliza 100 veces más agua que la misma cantidad de proteína de los cereales.

8 | Longevidad: los alimentos vegetales son ricos en compuestos antioxidantes como la vitamina C, el selenio y la vitamina E. Estos compuestos ayudan a reducir el estrés oxidativo en el cuerpo, lo que disminuye el riesgo de enfermedades y favorece el envejecimiento saludable. Algunas de las personas más longevas del mundo viven en el Mediterráneo y Asia. Ambas áreas tienen dietas tradicionales enfocadas en dietas a base de plantas.

Nuria Canizalez

Doctora y Coach de Salud

Referencias

1| Spencer, E. A., Appleby, P. N., Davey, G. K., & Key, T. J. (2003). Diet and body mass index in 38000 EPIC-Oxford meat-eaters, fish-eaters, vegetarians and vegans. Int J Obes Relat Metab Disord 27(6), 728–734. Retrieved from www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12833118

2| Tonstad, S., Butler, T., Yan, R., & Fraser, G. E. (2009). Type of vegetarian diet, body weight, and prevalence of type 2 diabetes. Diabetes Care 32(5), 791–796. Retrieved from www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19351712

3| Fraser, G. E. (2009). Vegetarian diets: What do we know of their effects on common chronic diseases? Am J Clin Nutr 89(5), 1607S–1612S. Retrieved from www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19321569

4| Flynn, M. M., & Schiff, A. R. (2015). Economical Healthy Diets (2012): Including lean animal protein costs more than using extra virgin olive oil. J Hunger Environ Nutr 10(4), 467–482. Retrieved from www.researchgate.net/publication/283169937_Economical_Healthy_ Diets_2012_Including_Lean_Animal_Protein_Costs_More_Than_Using_Extra_Virgin_ Olive_Oil

5| Herrero, M., Havlik, P., Valin, H., Notenbaert, A., Rufino, M. C., & Thornton, P. K….Obersteiner, M. (2013). Biomass use, production, feed efficiencies, and greenhouse gas emissions from global livestock systems. Proc Natl Acad Sci U S A 110(52), 20888–20893. Retrieved from www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24344273

6| Pimentel, D., & Pimentel, M. (2003). Sustainability of meat-based and plant-based diets and the environment. Am J Clin Nutr 78(3 Suppl), 660S–663S. Retrieved from www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12936963

7| Orlich, M. J., Singh, P. N., Sabaté, J., Jaceldo-Siegl, K., Fan, J., & Knutsen, S…Fraser, G. E. (2013). Vegetarian dietary patterns and mortality in Adventist Health Study 2. JAMA Intern Med 173(13), 1230–1238. Retrieved from www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23836264

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *