Blog

¿Por qué tenemos antojos?

Muchas personas ven los antojos como debilidades, pero a menudo son mensajes importantes de su cuerpo para guiarlo hacia el equilibrio.

Nuestro cuerpo es una bio computadora. Sabe cuándo irse a dormir, cuándo despertarse, y cuándo ir al baño. Mantiene una temperatura de 98,6 grados Fahrenheit, se repara solo cuando se lesiona y descompone los alimentos en energía y nutrientes. El corazón nunca pierde un latido y los pulmones nunca fallan un respiro. Cuando tengas un antojo, antes de empezar a comer, pregúntate: “¿Qué está tratando de decirme micuerpo?” Conoce tu cuerpo y la próxima vez que tengas un antojo piensa en algunas de estas 8 causas.

Alimentación Emocional

Estar insatisfecho con una relación, tener una rutina de ejercicio inapropiada (demasiado, muy poco o del tipo incorrecto), estar aburrido, estresado o sin inspiración por un trabajo, o la falta de práctica espiritual pueden causar una alimentación emocional. Muchas personas intentan hacer frente a emociones incómodas o situaciones difíciles buscando el equilibrio a través de la comida. La comida puede proporcionar una forma de alivio, o incluso un escape, cuando se encuentra bajo estrés. De esta forma, la alimentación se está utilizando como estrategia para atender áreas de alimentación primaria que no están satisfechas.

Deshidratación

Mantenerte hidratado es una excelente manera de ayudar a reducir los antojos extremos y, en última instancia, puede ayudar a regular la cantidad que comes para satisfacer mejor tus necesidades. Se ha demostrado que un vaso de agua antes de comer reduce la cantidad de alimentos consumidos durante una tiempo de comida. Otro factor a considerar es que tu estado de hidratación afecta la salud de tu cuerpo. Equilibrio electrolítico. Cuando sudas y pierdes agua, también pierdes electrolitos, como el sodio. Esto puede llevarlo a consumir alimentos con alto contenido de sodio después de un entrenamiento intenso.

Deficiencia de nutrientes esenciales

Las deficiencias de nutrientes esenciales para la salud es una de las causas que se ha asociado a los antojos, pues el cuerpo es sorprendente y sabe lo que debe hacer para mantenerse equilibrado. Un ejemplo extremo de esto es un trastorno llamado pica, que conduce a antojos extremos de alimentos, como la arcilla. Esta condición puede surgir debido a una deficiencia crónica de hierro.

Desequilibrio Yin-Yang

Según la Medicina Tradicional China, ciertos alimentos son más yin (expansivos), mientras que otros son más yang (contractivos). Dentro de esta teoría, los alimentos que son demasiado yin o demasiado yang pueden llevarlo a desear lo contrario en un intento por mantener el equilibrio. Esta teoría sugiere comer alimentos más neutrales (como cereales integrales, frutas, verduras y frijoles) evitando los extremos, que pueden provocar antojos. Por ejemplo, comer una dieta rica en azúcar (yin) puede provocar antojos de carne (yang) y comer demasiados alimentos crudos (yin) puede desencadenar antojos de comida (yang).

Alimentos que acostumbras comer

Los antojos a menudo provienen de alimentos que has comido recientemente o de alimentos de tu niñez. Los alimentos que has consumido recientemente tienden a estar frescos en tu mente, por lo que es probable que desees ese alimento en un intento de recrear una experiencia de alimentación positiva.

De manera similar, cuando se te antojan los alimentos de tu infancia, es posible que en realidad estés buscando la sensación de consuelo que esos alimentos te proporcionaron cuando eras más joven. 

Estaciones del año

Según la estación del año, el cuerpo a menudo anhela sierto tipo de alimentos. Durante los meses más cálidos, como el verano, cuando pasas más tiempo al aire libre, eres más activo y hay más horas de luz. También sudas más. Durante esta temporada anhelas alimentos más hidratantes, fríos y ricos en carbohidratos.

En otoño e invierno, cuando las cosas comienzan a enfriarse y los días se acortan, tu cuerpo gravita hacia alimentos calientes como sopas de verduras, guisos, granos y aguacates. Los antojos también se pueden asociar con fiestas o tradiciones como el pavo, el ponche de huevo o las galletas navideñas.

De manera similar, cuando se te antojan los alimentos de tu infancia, es posible que en realidad estés buscando la sensación de consuelo que esos alimentos te proporcionaron cuando eras más joven. 

Cambios Hormonales

Cuando las mujeres experimentan la menstruación, el embarazo o la menopausia, los niveles de testosterona y estrógeno fluctúan, lo que puede causar antojos únicos. También se ha demostrado que el estrés altera el equilibrio entre ciertas hormonas que provocan los antojos.

Cambios en la dieta

Cualquier cambio importante que realices en tu dieta, tomara tiempo , este no sucederá de la noche a la mañana. A veces, puedes volver a los viejos hábitos porque te son familiares o no está listo para dejarlos ir. Si esto sucede, recuerde ser paciente contigo mismo: retrocede un paso y reconoce que incluso si tu dieta te desvía brevemente, ¡no tiene que tirar la toalla! De hecho, esto suele ser solo una parte del proceso de cambio de dieta. Estas causas no son las únicas, pero estoy segura que te ayudaran a conocer mejor lo que tu cuerpo trata de decirte cuanto te encuentras pasando por estos momentos en los que tienes antojos, y detenerlos.

Nuria Canizalez

Notas
Alimento contractivos: Todos los de origen animal, ricos en proteínas y grasas, que son salados y secos como los quesos curados, salazones, mojamas, ahumados, etc.
Alimentos expansivos: Todos los alimentos refinados incluyendo azúcar, refrescos y alcohol, así como los productos lácteos blandos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *